image.jpeg

Hoy tenemos a la luna nueva  y un eclipse solar en virgo. Lo que significa que durante las próximas dos semanas, hasta la próxima luna llena y el eclipse de Sol en Piscis, se abre un portal de pura alquimia, un portal de transformación. Te propongo vivirlo como una oportunidad para establecer un nuevo patrón en tu vida. Personalmente, yo no siento la necesidad de crear nada nuevo, al menos por ahora. Virgo me está pidiendo volver a recuperar mi esencia, mi pureza. Eso precisamente es a lo que nos invita Eulalia en su parte lunar, nos habla de Pureza como la palabra clave para el día de hoy. Yo iría un paso más allá y os invitaría a prestar mucha atención a todo lo que hagáis en los próximos quince días. Te animo a aprovechar al máximo este tiempo entre eclipses hasta el próximo 16 de septiembre para purificarte, reinventarte y por supuesto, gozarte.

Es algo que yo personalmente ya vengo sintiendo desde que Virgo hiciera su entrada el pasado 23 de agosto.  Parar, desconectar, ir hacia dentro, disfrutar de un paseo por la playa al atardecer, nutrirme y nutrir, amar, descansar y recuperar los buenos hábitos perdidos, en definitiva, volver a mi esencia. No es casualidad que me haya reconciliado con mi práctica de yoga y meditación como por arte de magia. Si, lo confieso, se me había atravesado el yoga. Es más, todavía me resisto a hacer una kriya entera como antes. Y es que siento que ya no lo necesito. He sido bendecida con maravilloso nuevo hogar. Vivo rodeada de naturaleza, a escasos metros de una reserva natural de dunas , diviso el mar desde mi ventana y huelo a flores y hierba fresca recién cortada cada vez que salgo a la calle. He sido testigo de los amaneceres más bonitos en este último mes que todos los que pueda recordar de mis recién cumplidas 40 vueltas al sol. Dispongo de todo el tiempo del mundo para simplemente no hacer nada. No fue fácil al principio, el ego necesita “hacer cosas” para mantener a la mente ocupada y distraernos de lo que es verdaderamente importante. He aprendido a estar sola, a gozar de mí misma, de la presencia, del silencio, a no necesitar la compañía de nadie para estar bien. Y en esa soledad han emergido las más insospechadas formas de creatividad en mi que jamás pude sospechar.

Entre otros, Viro rige los aspectos relacionados con la dieta y la nutrición, pues es el elemento Tierra, es el cuerpo. Será por ello que me ha dado por cocinar dulcemente todo tipo de platos, dedicando mañanas y tardes enteras a transformar raíces, tubérculos, hojas verdes (estas verduras escocesas que son imposibles de nombrar en español) y otros frutos de la tierra en suculentas sopas y cremas. Me he reconciliado con la carne y aprendido a sacar el mejor partido a los pescados que se pueden conseguir por aquí, curiosamente estos británicos no van mucho más allá del “fish&chips”. Y es que el tema de la dieta siempre me ha traído de calle. Obesidad infantil por la forma en que se cocinaba en casa, toda la adolescencia en plan dieta yo-yo (perdía  5 quilos y  engordaba 8) hasta que por fin me cambió el metabolismo cuando me independicé y alcancé  un buen peso. Más tarde, cuando empecé  a practicar yoga, me hice vegetariana, cambiando incluso la oferta gastronómica de mi restaurante para que fuera acorde a mi nuevo estilo y filosofía de vida. Fui instruida en la dieta yoguica y ayurvedica como parte de mi formación de profesora de yoga. También probé con la macrobiótica y la cocina biológica, optando finalmente por el neovegetarianismo, una dieta compuesta por un 80-90% de ailmentos de origen vegetal, huevos y lácteos con un 10-20% de pescado sin a penas probar la carne.  Aquí en Escocia no he podido seguir con esa dieta. ¿Quién se puede resistir a una “100% Angus Steak Burguer” acompañada de una pinta de “Scotish Golden Ale”?  Yo no 😉  Ya está bien de rigideces, restricciones forzadas y clichés. Eso no significa que me ponga hasta arriba de pintas y carnaca todas las semanas, no nos vayamos al otro extremo. Me refiero a que mi cuerpo sabe perfectamente lo que necesita e intento cuidarlo, solo que de vez en cuando me permito darle algún capricho a mi cerebro limbico, ese que emocionalmente me hace desear  de forma irremediable suculentos dulces, sabrosos asados y delicados vinos. Digo yo que de algo me habrá servido la penitencia de haber trabajado durante más de 20 años en el mundo de la hostelería, incluso compaginándolo con mi actividad de profesora de yoga. Trabajar en el servicio de cenas y madrugar para Sadhana o levantarme para servir los primeros cafés de la mañana en el bar de mi madre después de haber  dado la última clase de yoga la noche anterior. He hecho de todo y más para servir y no defraudar a nadie.

En  este momento de oportunidad que Virgo convoca aprovecho para mover la narrativa de mi vida, para prestar atención a los detalles, para cuidar, discriminar y practicar el arte de elegir. Yo elijo no defraudarme a mí misma dejando de disfrutar de las pequeñas cosas. “Dejémonos de tonterías y seamos un poquito más normales”, me decía hace poco una amiga.  Y es que así como el cine sin palomitas es como una coca-cola sin gas, salir a cenar en Escocia y optar por el menú vegetariano, es como ir al pub y pedir agua del grifo. Virgo nos ayuda a clarificarnos, nos hace creer en los hechos. Ir hacia lo útil, hacia lo practico, esta puerta es pequeña y no hay nada de malo en ello, apunta a lo real por encima de las creencias y las ideas. Es curioso que por  primera vez en mi vida me vea ahora preparando el desayuno, la comida y la cena para toda la familia. Debo confesar que me he llevado una grata sorpresa al descubrir lo mucho que disfruto en los fogones, por algo mi nueva cocina es la dependencia más amplia, confortable y luminosa de toda la casa. Yo pensaba que al ser una súper-woman, trabajadora, estudiante, madre, emprendedora, moderna y divina, lo de cocinar no era para mí. Quien iba a decirme que se iba a convertir en mi modo de expresión, en mi arte.

Mañana, después de la luna nueva, Mercurio hace una conjunción con Júpiter, lo que nos invita a reflexionar, a apreciar nuestro esfuerzo y saborear sus frutos.  De aquí al 9 de septiembre, cuando Júpiter entra en Libra, puede ser un tiempo de satisfacción y plenitud para quien se haya mantenido en su foco con devoción y fe, sin titubeos, sin caer en las seducciones neptunianas o las luchas defensivas de Marte. Venus también está en Libra, el signo donde mejor se expresa, así que podremos sentir más armonía y equilibrio, endulzar nuestros pasos y suavizar nuestra percepción. Otra buena noticia es que por fin Marte deja su marcha retrógrada. Esa conjunción que hizo con Saturno me traía de cabeza, aún ando algo resacosa de la energía de frustración y separación, con cierta sensación de agotamiento. Y es que por mucho que sepa que no es así, a veces se me olvida que no puedo controlar lo que sucede en mi vida. Mi realidad es la que es, yo soy lo que soy y ya me cansé de luchar para pretender ser otra cosa.

Este es un tiempo de paciencia, de ir poco a poco. La prioridad es poder discernir con claridad. ¿Qué es lo que realmente quiero? ¿Me siento bien aquí? ¿Es esto sano e integro para mí? ¿Me apetece? ¿Me hace bien? Estas dos semanas entre eclipses son un tiempo de reinvencion. Dejemos los fatalismos y utilicemos la energía de la forma más pura y sabia para alcanzar la excelencia. Me encanta la propuesta de Eulalia en el parte lunar, Traer el Cielo a la Tierra y ascender la Tierra al Cielo. La clave está en el cuerpo que sostiene la evolución del alma.

En estos días estoy invocando a la Madre Divina, meditando en el Amor y la Compasión, regresando a los códigos de mi Pureza y gozando con ello. En mi proceso siempre me acompaña un arsenal de aceites esenciales. Estos días estoy trabajando con las esencias sagradas de la Biblia, una forma de honrar lo Sagrado, de regresar a lo Original.  Si te interesa el tema de los aceites esenciales y quieres saber cómo poder utilizarlos para sacar el mayor partido a la energía que nos trae esta lunación, no puedes dejar de leer este Post de mi blog Esencia de Yoga

Si quieres compartir tu propio proceso conmigo, estaré encantada de escucharte. Puedes escribirme a harchanankaur@gmail.com

Y ahora me voy a disfrutar de mi paseo por la playa, ya empieza a caer el sol 😉

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s